Concierto de Carlos Suárez y Héctor Méndez en Madrid

Concierto de Carlos Suárez y Héctor Méndez en Madrid

26 Enero 2018
21:00
0
Fulanita de tal (ver mapa)

Compra tus entradas:

CARLOS SUÁREZ

Decía Oscar Wilde que para escribir no existen más que dos reglas: tener algo que decir… y decirlo. En la música ocurre igual. Hay demasiada gente que canta porque le gusta cantar, demasiados compositores que tocan porque les encanta tocar. Las escuelas de música están atestadas de músicos que disfrutan con esta bendita locura que nos une… Pero mi amigo Carlos canta porque necesita cantar. Él tiene que cantar. Lo precisa como quien respira y vive para hacerlo, por fortuna para un mundo inconsciente aún de su grandeza. Él nos salva de la mediocridad de un oficio encorsetado y ninguneado a golpe de mercado.

Cada cual en esta vida tiene un don y dependiendo de la persona se nos antoja más o menos evidente. En mi caso, sólo fue necesario escucharle un par de estrofas para volver a encender la llama del arte que todos llevamos dentro pero sólo algunos nos detenemos a paladear. A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y de pronto, toda nuestra vida se concentra en un solo instante: Yo volví a creer en la MÚSICA con mayúsculas gracias a él.

Los melómanos no tenemos cura, pero somos la medicina para todos los males de espíritu y él propaga esta enfermedad como no recuerdo haber visto hacerlo a nadie en mi vida. Carlos Suárez es un artista a flor de piel, de los que llegan a la primera escucha y te revuelven los adentros. Ese duende innato no se merca, no es negociable. Se tiene o no se tiene y punto. La sutileza de sus melodías, el mimo en la entrega, el remate de sus versos limados hasta la locura… Todo y nada de eso es comparable a su voz. Una voz con vida propia capaz de colorearle todas las mañanas al mundo. Una voz precisa y preciosa, con regusto a primavera; lista para rasparle el corazón al amante desdeñado y arañar de paso el alma a todo el que se precie a escucharla. Porque Carlos es un genio, de esos que te cruzas sin razón una sola vez en la vida y aunque el universo lo calle, sabes en tu yo más profundo que es cuestión de tiempo que todos descubran ese terciopelo en el latido.

La casualidad nos da siempre lo que nunca se nos hubiera ocurrido pedir y yo vi maestría; vi talento a raudales rebosándole la garganta. Por eso siempre supe que era cuestión de tiempo. Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar… Por eso Carlos sueña en cada una de sus letras, porque su voz vuela alto y libre cada vez que escupe una canción, con la destreza de ese arte que lo sacude desde el alma. Un niño reconoce a su madre por la sonrisa, vosotros lo descubriréis en su voz. En el desengaño que vierten sus letras, en los requiebros sonoros que os atarán a él como si llevarais varias vidas esperándolo… Un comienzo no desaparece nunca, ni siquiera con un final, por eso invito al universo desde esta humilde pluma a compartir el pellizco de este grandísimo poeta, artista de raza y por descontado, mejor persona.

Fdo: Miguel Vivas Ruiz


HÉCTOR MÉNDEZ

Uno empieza a componer tratando las canciones como un juego, como un reto personal. Pero con el paso del tiempo, componer se convierte en una necesidad. Incluso podría decir que se trata de una forma de vida. A día de hoy no podría vivir sin las canciones.

Así empecé, hace ya 14 años. Después de formar parte de varios grupos, decidí hacer lo que realmente me gusta en solitario.

Podemos decir que Héctor Méndez nace como tal, en Londres en otoño de 2006. Hasta allí me marché a hacer realidad mi ilusión adolescente de tocar en el metro de Londres. Allí realmente empezó todo.

A mi vuelta de Londres me fui a vivir a Madrid, para trabajar como ingeniero informático (la carrera que estudié) y compaginarlo con el sueño de poder vivir de la música. Después de varios conciertos y un montón de canciones, conseguí hacer realidad uno de mis sueños con “Capricho del destino”, mi primer disco auto producido.

Gracias a la edición del primer disco "Capricho del destino" fui finalista del Premio Estrella Music Award España 2009 y finalista en el Primer Certamen de Nuevos Talentos de Villajoyosa 2010, dando conciertos desde entonces en varios lugares de España como Málaga, Madrid y Salamanca, además de tocar en las estaciones del metro de Madrid siempre que puedo y no tengo conciertos.

En junio de 2012 gané el Segundo Premio del Concurso de Cantautores del Programa de TV La visita de la televisión de Bilbao.

A principios de 2013 vio la luz mi segundo disco, también auto producido. Un EP titulado “Sentirte cerca”, que me permitió grabar un videoclip de la canción que lleva el mismo nombre, con la productora El último mono.

En junio de 2013 fui finalista del IV Certamen de Nuevos Talentos de Villajoyosa.

Durante el verano de 2013 estuve presentando mi disco por varios lugares de España como Madrid, Salamanca, Benidorm, Cullera, Tavernes… Compaginando estas presentaciones con una pequeña “gira nocturna” por los paseos marítimos del Levante. Mientras tanto, no he dejado de tocar en el metro de Madrid y en El Retiro, siempre que he podido.

En marzo de 2014 gané el Primer Premio del XIX Certamen Internacional de Jóvenes Cantautores de Burgos. La final se disputó el sábado 8 de marzo de 2014 en el Teatro Gran Casino de Salas de los Infantes Burgos.

En mayo de 2014 compartí escenario con Cómplices, cantando algunas de mis canciones frente a 30.000 mujeres, en La carrera de la mujer.

En mayo de 2016 acaba de salir a la luz mi tercer disco auto producido “Tengo que decirte” y estoy organizando una gira por varios lugares para presentarlo.

En mis canciones me gusta hablar de cosas reales, personales, vividas por mí o por gente que está cerquita de mí. Trato de plasmar lo que a mí me gustaría oír. Me apasionan las canciones porque para mí son como fotografías. Pedacitos únicos y eternos de uno mismo en un lugar y momento determinados. Me gusta pensar que es la mejor manera de perdurar en el tiempo. Sólo las canciones tienen esa magia capaz de trasladarte a un lugar concreto, en un momento determinado, para vivir una y otra vez algo, como si fuera la primera vez.

Creo que la calle es el mejor amplificador que un músico puede tener. En la calle no hay trampa ni cartón. Lo que hay es lo que ves y por ello me encanta tocar en la calle y trato de hacerlo siempreque puedo para hacerme escuchar.

Todos los conciertos»